El 8 de Abril falleció la ex primera ministra de Inglaterra Margaret Thatcher. Conocida como la "Dama de Hierro" fue una líder política del Reino Unido,   caracterizada por la mano dura que supuso implementar  la política Neoliberal inspirada en Milton Friedman. Se hizo famosa al asumir el liderazgo del Partido Conservador cuando Eward Heath la nombró como Ministra de Educación. El desarrollo de una política de privatización estatal llevó a implementar políticas que afectaron de manera considerable a  los sectores más pobres de la sociedad.  La reducción de  beneficios en educación y, salud,  otorgados por el Estado, junto con el aumento de impuestos y el abandono de la inversión en política cultural, llevó a que su imagen fuera impopular.

Los años 70 en Inglaterra fueron difíciles. Además de las reformas económicas, se sumó la crisis del petroleo que afectó además del sector energético, a la industria musical. Para entonces, los acetatos se hacían a partir de derivados del petroleo, lo cual supuso un aumento en los costos de grabación, la concentración en artistas que pudieran  vender lo suficiente como para asegurar la inversión inicial, y la recuperación y generación de ganancia basada en el aumento de los costos de los espectáculos y conciertos ofrecidos por las bandas de rock.

Para muchos jóvenes ingleses, esto significó una pauperrización de su vida. Las garantías sociales ahora estaban siendo desmontadas y puestas a la venta. El acceso a la educación y los beneficios de la salud, se hicieron cada vez más difíciles y de hecho el sector obrero fue el más golpeado. No había futuro a la vista, por lo que  muchos jóvenes sintieron una frustración al ver que los ideales de la generación anterior, paz y amor, se habían transformado en ideales netamente capitalistas. Acceder a las otrora bandas de rock que hacían conciertos prácticamente gratis, se convirtió en una odisea. Los nuevos ídolos del rock eran ahora super estrellas que cobraban gruesas cantidades de dinero por sus presentaciones. Era apenas lógico que el descontento generacional surgiera de manera rápida. Los jóvenes se levantaron y organizaron sus bandas. No eran músicos en sí mismos. No podían cantar, solo gritar, y eso fue lo que hicieron a partir de 1975. Con tres o cuatro acordes gritaron a la sociedad inglesa su descontento con las políticas desarrolladas hasta entonces y como visionarios de las que implementó Thatcher en los años 80 durante su gobierno.

Los nombres de las bandas, ustedes los conocen. Triunfaron momentáneamente  puesto que calaron en una sociedad sometida ante los proceso de privatización del Estado. Expresaron una brecha generacional y se proyectaron como unos guerreros urbanos que luego Hollywood llevó a la pantalla, representados en residuos propios de la crisis del petroleo. Basta recordar lo que significó la saga de MadMax para ver la estética punk presente en un mundo sin petroleo.

Hoy la muerte de la "Dama de Hierro", como la bautizó el mundo soviético, recuerda el nacimiento de uno de los fenómenos socioculturales más importantes del siglo XX. A diferencia de ella, la frase de The Exploited, "Punks not dead", sigue más vigente hoy y ahora. Quizás el Punk, siga siendo a diferencia de la política neoliberal, una oportunidad para recordar que los jóvenes se levantaron contra ese modelo alguna vez en el siglo XX y que si bien el sistema se impuso, la pelea no terminó.

Carlos A. Reina. Abril 9 2013

Otros artículos Complementarios al respecto:

Margareth T. Musa involuntaria del Punk.

http://www.vanguardia.com.mx/margaretthatchermusainvoluntariadelpunk-1714474.html

Margareth T. y el Punk.

http://observador.redliberal.com/2007/04/margaret_thatch.html